octubre 22, 2012

¿Queremos un Presidente apasionado o uno racional?

octubre 22, 2012
Juan Pablo Martínez analiza la propuesta del Presidente Correa de subir el bono de desarrollo humano a $50 con las utilidades de la banca privada, en respuesta a una promesa de campaña del candidato Guillermo Lasso.

Imagen de El Comercio

Por Juan Pablo Martínez.


Quienes llevan los registros y hacen seguimiento a las declaraciones del Presidente Correa, especialmente en las cadenas sabatinas, muestran semana a semana cómo los apasionados arrebatos del Presidente se transforman, la siguiente semana, en políticas de Estado. Esta última semana el origen fue una promesa de campaña del banquero Guillermo Lasso lo que generó la furia del Presidente y, en consecuencia, la decisión de que lo más conveniente para el país es aumentar desproporcionadamente los impuestos a las utilidades bancarias para financiar programas sociales. ¿Es esto una decisión acertada?

Antes de responder esta pregunta es conveniente poner un punto en orden: ideológicamente, al igual que el Presidente, yo soy partidario de los programas sociales y tengo poco afecto por los banqueros. Pero justamente el tema central en el análisis de esta decisión radica en la incapacidad del Ejecutivo de separar la ideología del razonamiento.

Dicho lo anterior, el que no nos gusten los banqueros no significa que lo mejor para el país es imponer medidas que los hundan. Cualquier persona que ha estudiado desarrollo económico en países del tercer mundo sabe que no hay ni un solo caso de crecimiento sostenible sin una banca privada sólida. Y el proponer tomarse el equivalente a un 66% adicional de las utilidades de la banca no es un cambio marginal, sino uno drástico y peligroso. ¿O acaso las crisis financieras sólo nos duelen cuando las causan la desregulación y no la sobrerregulación?

Con respecto a los programas sociales, está claro que nos gustaría que el Bono del Desarrollo Humano (BDH) aumentase a un valor que facilite un estilo de vida más digno para las personas más necesitadas. Pero cualquier persona que igualmente haya estudiado el impacto de programas de transferencias condicionales (como el BDH) sabe que la clave no está en el monto transferido, sino en el desarrollo de capacidades institucionales para que la transferencia sirva para mejorar otros aspectos relacionados a la pobreza. Por ejemplo, tanto el BDH, como el programa Bolsa Familia de Brasil y el programa Oportunidades de México, tienen el mandato de basar los desembolsos en el cumplimiento de requisitos relacionados a la salud y la educación de los miembros de la familia beneficiaria. ¿Sabe usted que los resultados del BDH en materia de salud y educación son paupérrimos en comparación a los programas brasileños y mexicanos? Como me gustaría ver esfuerzos para mejorar la eficiencia del BDH y no sólo la promesa populista de aumentarlo que nos ofrecen Lasso y Correa.

La parte inverosímil de este asunto es que me cuesta mucho creer que el Presidente Correa no sepa que atentar contra la salud del sistema financiero es perjudicial y que el problema del BDH está ligado a su eficiencia. No entiendo por qué el Presidente toma estas decisiones en base a un arranque de rabia en lugar de evidencia empírica. No intentemos tapar el sol con un dedo: es sencillamente imposible que en los diez días transcurridos entre las declaraciones de Lasso y de Correa se haya realizado estudios a profundidad que, coincidentemente, recomienden aumentar el bono al mismo valor que propone Lasso y que dictaminen que el aumento impositivo al sector financiero es lo apropiado.

Señor Presidente, por favor note que los logros conseguidos de la mano de su gobierno los borra con el codo de su visceralismo. No nos haga elegir entre libertad de expresión y los programas sociales, pues queremos los dos. No nos haga elegir entre dar rienda libre a los excesos del sector privado o atarle las manos a los empresarios, pues hay puntos medios que han llevado a muchos países, como Brasil, a sacar a millones de personas de la pobreza. No divida a los ecuatorianos entre los que queremos un Presidente que tome decisiones analizadas con calma y basadas en evidencia y los que quieren a un Presidente apasionado por el desarrollo, cuando ambas virtudes algún día fueron parte de una misma persona, de un candidato presidencial que elegimos hace seis años.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

sr correa queremos trabajo, no migajas, estas creando una sociedad inutil, deja de pelear con todos los sectores del pais y trabaja como un verdadero presidente q la historia te lo va agradecer.

Anónimo dijo...

Un buen analisis, muchos opinamos igual, Correa tiene buenos proyectos que no se cumplen a cabalidad por falta de conciencia de los funcionarios bajo su mando y por otro lado los berrinches de niño malcriado que nadie llega a comprender despues de que nos resfriega en la cara que la base del desarrollo es una educacion llenaa de titulos, que el posee pero no nos muesra el titulo mas importante: el del manejo de las emociones.

Anónimo dijo...

Con el bono, en gran parte se está creando un ejército de vagos.
No sería mejor crear fuentes de trabajo, mediante medidas tomadas de manera inteligente??

Anónimo dijo...

Si queremos hacer un país que realmente crezca, debemos atraer la inversión extranjera y que la gente pobre tenga un trabajo y crezca económicamente; más no empobrecer a los que les va bien. A la gente hay que enseñarle a pescar y no darle el pescado ya cocinado y con cuchara a la boca.

Anónimo dijo...

Pasión: entusiasmo que se pone en algo que se hace o se defiende.

Razón: facultad del ser humano para conocer y pensar, y que le permite formar ideas, juicios y representaciones de la realidad en la mente, relacionándolas entre sí.

En estos casi 6 años de gobierno he visto al presidente Correa actuar tanto con racionalidad como con pasión.

El presidente ha demostrado racionalidad en sus decisiones y en el manejo del país. Pero también ha demostrado una gran pasión o entusiasmo por su trabajo.

Realmente, ambas cualidades son necesarias. Las personas pueden ser reflexivas e imaginar soluciones adecuadas, pero carecer del entusiasmo o pasión por alcanzar los objetivos.

Ya en el pasado los "expertos" de la oposición presagiaron catástrofes ante ciertas decisiones del gobierno, y se equivocaron.

Dijeron que nadie querría explotar petróleo en Ecuador si se cambiaban las condiciones y los contratos petroleros. Pero se equivocaron, pues unas compañías se fueron y otras se quedaron, y la explotación petrolera no se vio afectada para nada.

También anunciaron el fin del mundo por las medidas gubernamentales ante la crisis en 2009. Decían que los cupos de importación y la subida de aranceles traerían contrabando y mercado negro. Nada de eso ocurrió, y la economía se mantuvo estable ( y en crecimiento !! ).

Frente a los préstamos hipotecarios del IESS, los opositores anunciaron la quiebra de la institución. Otra vez se equivocaron. No solo el IESS no quebró, sino que formó su propio banco y ahora es un motor de la economía, al estimular la construcción.

Cuando se eliminaron los cobros que hacían los bancos por ciertos servicios, los banqueros anunciaban otro feriado bancario. Pero se equivocaron una vez más. Los bancos no solo no quebraron, sino que les ha ido mejor que nunca.

Ante la subida de los aranceles e impuestos a los vehículos de 2.00 cc para arriba, la oposición vaticinó la quiebra del sector automotriz. Otra vez no se cumplió el presagio, y la industria vendió más que antes.

Bueno, ¿ hasta cuándo seguirán equivocándose los "expertos" anticorreístas ?

Anónimo dijo...

en cuanto al tema del BDH, es necesario tener la información adecuada, para poder emitir una opinión objetiva. Ahí les va...

El llamado "Bono de Desarrollo Humano" ( BDH ) en Ecuador es lo que internacionalmente se conoce como “Programas de Transferencias Condicionadas” ( PTC ) o “Programas Gubernamental es de Asignaciones Monetarias”, que fueron creados a instancia de la Organización de las Naciones Unidas, como respuesta a la crisis económica que devastó a América Latina durante la década de los años 80s.

Los primeros PTC se implementaron a mediados de la década de los 90s en Brasil y México.

En el caso del continente americano, actualmente hay 40 programas del tipo “bono de desarrollo humano”, distribuidos en 18 países, entre los que se cuentan México ( Programa de Desarrollo Humano ), Colombia ( Familias en Acción ), Brasil ( la Bolsa de Alimentación y la Bolsa Familia ), Chile ( Chile Solidario ) y Ecuador ( Bono de Desarrollo Humano ), por citar unos cuantos.

Es decir, cuando el gobierno de Mahuad creo el Bono de la Pobreza, no inventó nada.

A pesar de lo mucho que se habla en contra de estos bonos, los valores desembolsados anualmente por los Estados no superan el 0,50% del PIB regional. Y los países que más “gastan” en estas clases de bonos son Brasil, México y Colombia. En Ecuador, la cobertura con el bono llega al 44% de los pobres.

La aplicación de estos bonos en 18 países del continente se traduce en beneficio a más de 25 millones de familias, que suman unas 113 millones de personas, lo que equivale al 19% por ciento de los habitantes de América Latina y el Caribe. En Ecuador la cobertura es alrededor de 1´800.000 personas, entre niños pobres ( los reciben sus padres ), discapacitados ( no pueden trabajar ) y adultos-mayores ( pobres, y sin otros ingresos ).

Los PTC tienen los siguientes objetivos técnicos:

1) incrementar el capital humano en el largo plazo, a fin de quebrar la reproducción de la pobreza.

2) proteger el capital humano de niños de hogares afectados por choques económicos.

3) reducir la pobreza en el mediano plazo, a través del aumento de las capacidades de las familias pobres.

4) transferir ingresos para garantizar niveles básicos de consumo, y estimular la economía.

En cuanto a las “contraprestaciones” u obligaciones que deben cumplir los beneficiarios de estos bonos, son similares entre los programas en los distintos países.

Los Estados básicamente exigen:

1) asistencia a las escuelas ( públicas ).

2) visitas a los centros de atención en salud primaria, en orden a que los niños y las madres reciban prestaciones en salud materno - infantil y en nutrición.

3) participación en talleres y sesiones de aprendizaje de habilidades para la vida.

Cabría preguntarse por qué ciertos países de la región, a los que durante años se los ha considerado económicamente “exitosos”, como Brasil, Colombia o Chile, tienen sus “bonos de desarrollo”, y no se les ocurre eliminarlos. Ni siquiera a Sebastían Piñera.

Anónimo dijo...

por otra parte, no es cierto que el financiamiento del BDH con las utilidades de los bancos constituya un peligro para el sistema.

Ante todo, los bancos son compañías anónimas, con accionistas. Estos accionistas reciben al final del ejercicio las utilidades generadas en el año fiscal.

Antes del reparto de utilidades a los accionistas se realizan a éstas una serie de deducciones en el P&G de los bancos. Entre esas deducciones están el 15% de los trabajadores, el 25% del IR, las reservas para inversión en el propio banco y otras.

Solo al final se liquidan las utilidades a los accionistas, que son sus últimos acreedores. Es a esas utilidades que apunta el proyecto de ley ( realmente, no es correcto la expresión "las utilidades de los bancos" ).

Las utilidades son una forma de superavit, excedente o sobrante de dinero, que se reparte a quienes la ley dice, y quienes por tanto se constituyen en acreedores del banco.

La estructura financiera del banco no está en el P & G, sino en el Balance General,

En ese Balance General el dinero destinado a los acreedores de las distintas utilidades reposa en el área de "Efectivo", y ese dinero ( el efectivo para pagar utilidades ) no pertenece realmente al banco, sino al Estado, a los trabajadores y a los accionistas. Ahora, al parecer, se sumará un nuevo acreedor, que es el dinero para financiar el BDH.

Simplemente, el dinero que está para entregarse a estos distintos acreedores no es ya del banco y por ende no afecta sus finanzas.

Entonces, al tomarse de las utilidades del ejercicio el dinero para financiar el BDH no se afecta al banco sino a los accionistas.

Y si a los accionistas no les es rentable las utilidades que perciben, pueden vender sus acciones.

Pero con los extraordinarios resultados que los bancos han tenido durante el gobierno del "comunista" Correa, lo que permite agregar nuevos acreedores a las utilidades generadas por los bancos, dudo que las vendan.

Anónimo dijo...

otro de los mecanismo posibles para financiar el BDH con las utilidades generadas en el sistema financiero es la eliminación de ciertas ventajas en materia tributaria, que los bancos gozan y se reflejan en las utilidades anuales.

Actualmente los bancos estarían siendo subsidiados por el Estado a través de ciertas ventajas tributarias, como es una reducción del impuesto a la renta, destinada a reservas especiales.

Entonces, posiblemente esa ventaja tributaria o subsidio estatal sería eliminada, para financiar el BDH.

Los anticorreístas critican que los más pobres reciban un bono para paliar su situación, pero no critican que todos los ecuatorianos subsidiemos los negocios bancarios permitiendo a los bancos conservar parte del impuesto a la renta, que es del estado, de la sociedad.

En todo caso, habrá que esperar el proyecto de ley.

Tal como antes, confío que el presidente Correa manejará bien la situación, sin crearle problema alguno a la economía nacional. Ya lo ha demostrado en el pasado.

Anónimo dijo...

Me gusta la explicación de anónimo, se nota experiencia en estos temas. Yo personalmente pensé que era un desplume a los bienes de la banca como dicen ciertos medios, pero también dudas de que el gobierno conocedor de temas económicos " desplume " a la banca. Tampoco creo que esa medida se tomo solo por robarle el discurso a un aspirante a la presidencia sino que se vino estudiando desde antes. No es que le tenga odio al sector bancario pero viviendo en un país capitalista vivo el desplume que nos hace la banca a los trabajadores, ya sea con cobros excesivos en tarjetas de crédito e ínfimos intereses en ahorros. Ella ganan millones y son ganancias para ellos pero cuando quiebran por mal manejo entonces nosotros los rescatamos con nuestros impuestos, es eso justo..no..la banca es igual en todo el mundo..es necesaria e importante si, pero también debería retribuir parte de sus ganancias en los mas necesitados..que si pueden financiar el bono solidario, si pueden y no se verán realmente afectados quizás mejor se ganen su ya mala reputación de ser dssplumadores de sus clientes.

Anónimo dijo...

así es...

No se está quitando nada a los bancos, como empresas y personas jurídicas que son con su propio patrimonio.

Los bancos no tienen nada que quejarse de este gobierno, pues las utilidades solo han ido en aumento.

Y si los utilidades generadas por los bancos han ido en aumento es porque han podido colocar más dinero ( préstamos ) en el sistema productivo, y éste se los ha podido devolver sin mayor problema, lo que a su vez evidencia el ( relativo ) buen estado de la economía, lo que implica una aceptable capacidad de consumo por parte de la población.

Y tienes razón con decir que el gobierno no quiere desplumar a la banca. Sería absurdo que el presidente busque propiciar una crisis económica a las puertas de unas elecciones, echándose encima a la ciudadanía, y fortaleciendo a la oposición.

Ernesto Cayes dijo...

" No entiendo por qué el Presidente toma estas decisiones en base a un arranque de rabia en lugar de evidencia empírica." . "Señor Presidente, por favor note que los logros conseguidos de la mano de su gobierno los borra con el codo de su visceralismo.". Prefiero un presidente HUMAND, con sus virtudes y defectos. Y aún así, entre TODOS los opositores, no hacen UNO que le haga competencia. Si sus decisiones estuvieran basadas en la "rabia", hace rato que hubieran salido corriendo a Estados Unidos los que sabemos... je, je, je.

Ernesto Cayes dijo...

No sabía que la rabia borraba las carreteras, centros de estudio, centros de salud, hidroeléctricas, refinerías, etc...

Anónimo dijo...

LAS 10 ACTIVIDADES MEJOR PAGADAS EN LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA:

( máximo valor mensual reportado por el Dpto. de Trabajo de los EE.UU. )

1. Cirujano: 15.154
2. Presidente ejecutivo (CEO): 11.740
3. Director Ingeniero: 11.684
4. Piloto de compañía aérea: 11.174
5. Odontólogo – Dentista: 11.055
6. Abogado: 9.215
7. Controlador de tráfico aéreo: 8.369
8. Director de Sistemas de Información: 8.342
9. Director de marketing: 8.335
10. Director de Ciencias Naturales: 8.130

...y en ECUADOR, un país con una economía mucho más pequeña que la estadounidense, un ejecutivo bancario de alto nivel gana MENSUALMENTE:

Banco CoopNacional: 78.000
Banco de Guayaquil: 77.000
Banco Produbanco: 48.000
Banco Pichincha: 37.000
Banco Bolivariano: 33.000
Banco Territorial: 20.000

El banquero "más turro" en Ecuador,un país pobre, gana más que los mejores pagados en los EE.UU., la economía más grande del mundo.

Anónimo dijo...

Este comentario de Juan Pablo es tan apasionado que lamentablemente no le permite avisorar, que esos 300 millones y más del BDH se van a inyectar directamente a la economía, y ahí ganamos desde el betunero. A pesar que la medida es política, la culpa es de Guillermo que quiso alardear del abuso de la propaganda del gobierno, cuando él ha gastado cualquier cantidad de millones promocionándose y cuando la banca está más próspera que nunca, sin necesidad de sobornar a asambleístas ni a presidentes como era su costumbre, pero bueno se les acabó la fiesta y a repartir el queso.

Anónimo dijo...

así es...

Lasso critica la propaganda del gobierno, con dinero público ( lo que siempre ha estado permitido por la ley, solo que los gobiernos anteriores no tenían obras que mostrar ).

¿ Y los dos años de propaganda del Banco del Barrio, para posicionar a Lasso, con qué dinero se financiaron ?

Si se lo hizo con dinero del banco, entonces es una sapada de Lasso, que perjudica a los accionistas y a los depositantes.

Y si se hizo con "aportaciones" privadas, entonces Lasso está endeudado, y sus "financistas" le pedirán que "descuente", si es presidente. Eso significa que los ecuatorianos no podemos confiar en que Lasso gobernará para el pais, sino para sus amigos ( acreedores ).

Por cualquier lado, Lasso ya huele a corrupción !!!

Anónimo dijo...

esta más bien parece una pagina de elogios al gobierno de turno que una opinión frontal y digna como deberia ser..... si alguno de ustedes opina que el "bono" de la "pobreza" es positivo para la economia del país entonces les recomiendo ir a un barrio cualquiera y que conversen con una ama de casa a ver que opina de sus "ideotas" opiniones porque ellas si saben con cuantas papas se hace un caldo y como hacen para alcanzar al fin de mes con el mísero sueldo que gana el esposo de ellas.... dejen de ser lamebotas de un gobernante que nos está llevando a la desocupación y la pobreza ah! y por si acaso yo tambien soy uno de los muchos que tuvo que dejar su puesto público por pensar diferente y no salir a manifestaciones a favor de un gobierno tan corrupto como lo es este

Anónimo dijo...

Me encantó la última opinión, soy una de las amas de casa que saben realmente con cuántas papas o yuca se hace un caldo

Publicar un comentario en la entrada

 
◄Design by Pocket Distributed by Deluxe Templates